INICIO  
jueves, 21 de septiembre de 2017
Advertisement
 
Advertisement
Advertisement
 
 
Advertisement
Formulario de acceso
Sindicación
Cuidado con las garrapatas Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 0
MaloBueno 

La Comunidad de Madrid ha informado de la detección de garrapatas trasmisoras de fiebre hemorrágica Crimea-Congo (FHCC).

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (FHCC) es una enfermedad muy extendida causada por un virus (Nairovirus), de la familia Bunyaviridae, transmitido por garrapatas. Este virus causa graves brotes de fiebre hemorrágica viral, con una tasa de letalidad del 10%-40%.

La FHCC es endémica en África, los Balcanes, Oriente Medio y Asia en los países situados por debajo de los 50o de latitud norte, que es el límite geográfico de la garrapata que constituye su vector principal.

Entre los huéspedes del virus de la FHCC figuran una amplia variedad de animales salvajes y domésticos como vacas, ovejas y cabras.
Los animales se infectan por la picadura de garrapatas infectadas y el virus permanece en el torrente circulatorio durante aproximadamente una semana tras la infección, de modo que, cuando otra garrapata pica al animal, se perpetúa el ciclo garrapata-animal-garrapata. Aunque hay varios géneros de garrapata que pueden verse infectados por el virus de la FHCC, Hyalomma constituye el vector principal.

El virus de la FHCC se transmite a las personas ya sea por la picadura de garrapatas o por contacto con la sangre o tejidos de animales infectados. La mayoría de los casos se han dado en personas relacionadas con la industria ganadera, como trabajadores agrícolas, trabajadores de mataderos y veterinarios.

Puede haber transmisión entre seres humanos en casos de contacto estrecho con sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de personas infectadas.

La duración del periodo de incubación depende del modo de contagio del virus.

Los síntomas comienzan de forma súbita, en forma de fiebre, mialgia (dolor muscular), mareo, dolor y rigidez de cuello, lumbago, cefalea, irritación de los ojos y fotofobia (hipersensibilidad a la luz). Puede haber náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y dolor de garganta al principio, seguidos de bruscos cambios de humor y confusión. Al cabo de dos a cuatro días, la agitación puede dar paso a somnolencia, depresión y debilidad, y puede aparecer dolor abdominal en el cuadrante superior derecho, con hepatomegalia detectable.

Otros signos clínicos posibles son taquicardia (aumento del ritmo cardiaco), adenopatías (inflamación de los ganglios linfáticos), y erupción petequial (erupción por hemorragia cutánea) en mucosas internas, por ejemplo en la boca y la garganta, y en la piel. Las petequias pueden dar paso a erupciones más grandes llamadas equimosis, así como a otros fenómenos hemorrágicos.

Normalmente hay signos de hepatitis, y los pacientes muy graves pueden sufrir un rápido deterioro renal, o insuficiencia hepática o pulmonar repentina después del quinto día de enfermedad.

 

Infórmate aquí de todas las medidas de prevención:

Prevención picaduras de garrapata MSSI-CM

Guía de actuación ante picadura de garrapatas MSSI-CM

 

 
A+ | A- | Reset
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
 
Advertisement
 
 
 
Advertisement
Advertisement
 
Advertisement
Advertisement
ayuntamiento1.jpg
Hay 7 invitados en línea
Ayuntamiento de Becerril de la Sierra, Plaza de la Constituci�n n�mero 1 (28490) Madrid. TF: 918538006 FAX: 918556088
.